Publicado el

Vinilo líquido para bicicletas ¿funciona?

vinilo líquido para bicicletas

Hay dos tipos de bicicletas. Nuestra primera bici, aquella con la que aprendimos a montar sobre dos ruedas, y la bicicleta a la que le damos tanto uso que a las pocas semanas o quizá meses, su aspecto comienza a sufrir las consecuencias. Para que las dos tengan una nueva vida existe el vinilo líquido para bicicletas. Te contamos a continuación cómo aplicarlo y por qué no solo funciona sino que es una gran opción para revitalizar tu bicicleta.

 

Cuándo usar vinilo líquido para bicicletas

El sol, las piedrecillas, la lluvia y el uso tienden a deteriorar los colores originales de las bicicletas que usamos a diario. En el caso de las bicis de infancia, el daño es mayor. Pero ese no es motivo para deshacerse de ellas ni para montar en una bicicleta con mal aspecto. De hecho, a los adultos nos gusta redecorar nuestras bicicletas aunque se encuentren en buen estado. Y los más pequeños de la familia siempre pueden heredar la bici de los mayores.

A la hora de llevar a cabo estos trabajos de restauración de bicicletas es cuando surgen los problemas. En primer lugar, porque llevarlas a un pintor profesional nos puede salir casi más caro que comprarlas nuevas. Pero si decidimos hacer nosotros el trabajo, nos encontramos con que es un engorro aplicar pintura tradicional. Corremos el riesgo de que el resultado sea una chapuza y de dejar la zona donde trabajemos hecha un desastre.

Así que:

  • Si tienes una bicicleta deteriorada que quieres restaurar
  • O si quieres que tu hijo pequeño herede la bici del mayor sin traumas
  • En el caso de que no seas pintor profesional
  • O si no te sobra el dinero

Es cuando puedes acudir al vinilo líquido para bicicletas.

Qué es el vinilo líquido para bicicletas

El vinilo líquido para bicicletas es exactamente lo que su nombre indica. El producto es líquido, pero funciona como una pegatina de vinilo. La ventaja sobre la pintura y sobre las pegatinas es que sea líquido. Se aplica pulverizándolo, por lo que su uso es muy sencillo. Y, cuando se seca, se convierte en un adhesivo muy resistente. Las buenas noticias son que, además, se retira con la misma facilidad que una pegatina tradicional.

¿Cómo aplico este vinilo líquido para bicicletas?

Hemos hablado en otras ocasiones de cómo se usa el vinilo líquido Plastidip, pero nunca está de más aclararlo.

En primer lugar, debes asegurarte de que la superficie que vas a pintar está muy limpia. Así no verás grumos ni imperfecciones más tarde. Invertir cierto tiempo en hacer una limpieza en profundidad a tu bicicleta es una buena idea. Además, así la dejarás lista para usar en cuanto termines de pintarla.

El vinilo líquido se aplica en capas. Debes sujetar el bote de spray a unos 15 o 20 cm (las instrucciones están en el propio envase) y pulverizar. Procura que la primera capa sea ligera. Así funcionará como imprimación. Deja que se seque. No tardará más de 20 minutos. La segunda capa ya puede ser un poco más gruesa, pero usa el sentido común. Para que no aparezcan chorretones no incidas sobre un mismo punto mientras el vinilo no esté del todo seco. Recuerda que puedes aplicar tantas capas como desees hasta obtener un resultado homogéneo.

Visita nuestros tutoriales para ver cómo se aplica el vinilo líquido para bicicletas en vivo. O salta directamente a la tienda y comprueba la gran cantidad de colores y acabados que te ofrecemos. 

Un comentario en “Vinilo líquido para bicicletas ¿funciona?

  1. […] si sabes aplicar spray, sabes pintar con Plastidip. Retocar un coche, cambiarlo de color o darle una nueva vida a una bicicleta es tan sencillo como alejarse unos 20 cm de la superficie que se quiere pintar y pulverizar el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.