Publicada en

Como instalar el vinilo en el techo de tu coche.

vinilo negro mate coches

La instalación de láminas de vinilo en el techo de un coche es un proceso que puede ser realizado por uno mismo, sin tener que ir a ningún taller especializado.
Evidentemente todo va a depender de la forma que tenga el techo del vehículo, pero por lo general, los techos suelen ser la parte fácil de vinilar de un coche.
Vamos a ver algunos trucos que os facilitaran la instalación, e intentar solucionar de antemano las posibles complicaciones que puedan surgir.

Ante todo, lo primero seria tener a mano el material necesario para realizar el proceso, donde un buen cutter, una espátula para sacar el aire y por supuesto el vinilo negro mate o el vinilo carbono que queramos aplicar. En este caso y como excepción debido a la facilidad de la pieza, no vamos a necesitar el secador para calentar el vinilo.

Limpiar la zona a vinilar.

Limpiar la zona a vinilar con agua y jabón, para desengrasar la zona sera uno de los primeros pasos. Evidentemente secar la zona después de limpiar la zona sera un paso importante.

Medir el material a utilizar.

Para no desperdiciar vinilo, sera necesario medir y presentar la superficie, y proceder a cortar la cantidad necesaria teniendo en cuenta de dejar un margen prudencial de unos 5 a 8cm en todo su perímetro.
Hay que tener en cuenta que nuestro vinilo no necesita de ningún producto de imprimación antes de pegar el vinilo, el adhesivo que incluye nos permitirá manipularlo, y ajustarlo sin problema.

Colocar el vinilo en el techo del coche.

Para la colocación en el techo es importante que nos fijemos en la trama, ya que si tiene textura pueda ser seguida a posteriori. Sacamos la protección del adhesivo y mediante la ayuda del brazo y la espátula sacamos el aire que pueda quedar entre la carrocería y el vinilo. Esta operación y dependiendo de la superficie podría ser necesaria la ayuda de otra persona.

¿Que hacemos si nos aparecen burbujas que no pueden salir del vinilo?

Podemos pinchar la burbuja y aplicar calor con el secador para que conserve la forma plana, este es un truco que nos facilitara los posibles pequeños problemas que tengamos de forma rápida.
Si la parte más exterior del techo es redondeada, os aconsejamos pasar el secador para que el vinilo coja una forma más homogénea y quede bien fijado, para ellos es importante conseguir una temperatura de 93ºC.
Si veis que el vinilo no queda bien, podéis despegarlo y volver a pegarlo sin problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *